Don Antonio Mirón

Al fondo se ve el mirador de la residencia del Coronel Santa Cruz, levantada en el antiguo solar de los Mirón

En nuestra Parroquia, en un viejo volumen en cuya carátula se lee aún sobre sus tapas de cuero sobado: “Libro primero de casamiento de la Parroquia de San Sebastián”; se encuentra la siguiente partida: “En 26 de marzo de 1789, habiendo precedido justificación de libertad de Antonio Mirón, hijo legítimo de Antonio Mirón y Antonia Bravo, todos naturales de la ciudad de Lorca, se publicaron las tres conciliares proclamas sobre el matrimonio que intentaba contraer con María Josefa Sanabria, hija legítima de Juan Bautista Sanabria, natural de Buenos Aires y de Josefa Mendoza, natural de la Villa de Ciciana y no resultando impedimento, Yo, el Cura Justo Arboleda, por Comisión particular del Cura de la Villa de Concepción del Uruguay y del de Yapeyú, desposé en la Capilla del pueblo de Paysandú por palabra de presente, a los referidos Antonio Mirón, residente de la otra Villa y a María Josefa Sanabria, residente en Paysandú. Asimismo, el 1 de abril del expresado año, los mencionados desposados recibieron las solemnes bendiciones con la misa nupcial siendo testigos del mencionado acto: Don Francisco Rodríguez y María Josefa Mendoza. De que certifico, Justo Arboleda.

Este matrimonio se radicó en la isla Almirón, donde instalaron un obraje de leña y carbón.

Algunos años más tarde se trasladaron a Concepción del Uruguay, donde Don Antonio Mirón ocupó el cargo de Regidor del Cabildo en el año 1796, dedicándose al comercio, había instalado una atahona (panadería).

Don Antonio Mirón tuvo su casa, según pudimos ubicarla, por una escritura, en la esquina de las actuales calles: Galarza y Eva Perón y su propiedad constaba de tres solares, es decir, tres tercios de manzana; su casa habitación se hallaba en la esquina sur-este, frente a la plaza Ramírez. Transcribimos parte de la escritura: “El 20 de octubre de 1860, comparecieron ante el escribano, la Sra. Isidora Miró y su hermano Ceferino Miró, hijos legítimos de Doña Josefa y don Antonio Mirón; la primera, en representación también de sus sobrinas: Doña Saturnina Gomenzoro de Valenzuela y doña Petrona Gomenzoro de Astoril y expusieron que venían a otorgar escritura en venta de un solar situado en esta ciudad sobre calles Ciencias (Galarza) y con los linderos siguientes: al norte, con otro solar perteneciente a los comparecientes y demás herederos; por el sur, calle por medio, con la Plaza Ramírez; por el este, calle por medio, con solares de los herederos de Don Narciso Calvento y por el oeste, con Doña Matilde Urquiza de Montero”.

Plano con la ubicación de las residencias de los primeros pobladores

Los descendientes del matrimonio Mirón-Sanabria, vendieron al Coronel Don Simón Santa Cruz y a su esposa Doña Juana Urquiza, el terreno de 40 varas de frente por 80 de fondo con el antiguo edificio, con cercos, poste y plantas.

El matrimonio Santa Cruz-Urquiza, edificó una casa de azotea, desde la cual, se dice, que el General Urquiza acompañado por el Presidente Sarmiento, asistieron al desfile del Ejército en 1870.

Esta casa pasó a manos de otros propietarios; su último dueño, antes de la construcción del edificio Antares, fue Don Aurelio Jorge, casado con Doña Laura Gadea Lantelme, (la escritura fue cedida por Laura y Martina Jorge Gadea).

En el año 1820, doña Josefa Sanabria de Mirón, ya había enviudado y se encontraba en el Censo, figurando con 40 años de edad y sus dos hijos menores: Isidora, de 15 años e Indalecio, de 13 años. Su ubicación en el Censo coincide .con el lugar que indica la escritura frente a la Plaza donde vivían.

El matrimonio Mirón-Sanabria, tuvo varios hijos: María Antonia, nacida el 16 de junio de 1790; María Magdalena, el 27 de julio de 1792; María del Pilar, el 15 de agosto de 1794; (fallecida); María de los Angeles, el 2 de julio de 1795 (fallecida); Pablo, el 30 de junio de 1797, María Salomé, el 2 de enero de 1799 (fallecida); María Isidora, el 29 de enero de 1804; Indalecio, el 1 de mayo de 1806; y Ceferino, el 26 de junio de 1807 (el apellido luego se transformó en Miró).

La hija menor, Isidora, casó con don Cipriano José de Urquiza, hijo mayor de Don Josef de Urquiza y hermano del General, a la sazón viudo de una de las hijas de Doña Tadea Jordán, Doña Teresa López Jordán. En su casamiento con Isidora Miró, fueron testigos los hermanos de Teresa, Pedro López y Cruz López. Este casamiento se realizó en 1839. De su matrimonio con Cipriano josé de Urquiza, Isidora Miró, tuvo dos hijos: josé Antonio e Isidora Petrona. Viuda desde 1844 del Gobernador delegado Cipriano Urquiza, Doña Isidora Fallece el 10 de agosto de 1871 habiendo casado en segundas nupcias en el año 1859 con Francisco Palomares,

Otra hija de los Miró-Sanabria, casó con Juan Bautista Gomenzoro y Ximenez (hijo de Don Domingo de Gomenzoro y Zabala y de Doña María del Carmen Ximenez de los Santos). Juan Bautista nació en Buenos Aires el 24 de junio de 1780; bautizado el mismo día en La Merced, murió en Buenos Aires en 1829; fue Alcalde de Barrio por el Cuartel N° 3 y N° 1 en 1815 y 1816. Su esposa, Magdalena Miró, falleció en 1816 y casa en segundas nupcias con Doña Maria del Rosario Marín y Torregrosa.

Juan B. Gomenzoro y Magdalena Miró tuvieron tres hijas: María Albina, casada con el tucumano José Cruz Herrera; María Saturnina, casada con Benito Valenzuela y María Petronila o Petrona, casada con el francés Antonio Antoul o Astoril.

Edición: Civetta, María Virginia y Ratto, Carlos Ignacio. Fuente: Miloslavich de Álvarez, María del Carmen; “Hace un largo fondo de años, genealogía Uruguayense”,  1988.

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario