Club Social de Concepción del Uruguay

Club Social y Policía en la década de 1930

El 7 de mayo de 1903 un grupo de vecinos de nuestra ciudad, se reunió en uno de los salones del Colegio Nacional, con el propósito de cambiar ideas acerca de la creación de un Centro Social, procediéndose ante todo a nombrar un presidente y dos secretarios para que encaminaran las deliberaciones.
Luego de intercambiar distintas ponencias, se procedió a elegir la Comisión Directiva Provisoria que se encargaría de llevar adelante la “feliz idea” y de redactar un anteproyecto de estatuto para la incipiente creación.
Los trabajos llevados a cabo por la Comisión Provisoria dieron como resultado que, a sólo dos meses y días, el 25 de julio del mismo año, se declarara inaugurado el Centro Social. Se contaba con un número considerable de socios y adherentes y con un proyecto de estatuto que, en agosto, fue aprobado. 
La recién inaugurada institución que pasaría ya a llamarse Club Social, debió afrontar serios inconvenientes que, con tesón y férrea voluntad fueron sorteados. 
El más difícil de solucionar fue la carencia de un local adecuado y propio que permitiera la realización de las distintas actividades para las que había sido creado. El baile de Gala del 9 de Julio de 1906 debió efectuarse en los salones del Colegio Nacional. 
Su propia sede
En 1905 comenzó a funcionar en el que fuera Gran Hotel Argentino, bellísima construcción de la época y en la que hoy está instalado el Hogar de Niñas “Remedios Escalada de San Martín”, en calle Galarza. Fue en ese lugar donde dos de sus socios protagonizaron un hecho de sangre que conmovió a la sociedad Uruguayense. 
El 5 de agosto de 1909, Carmelo de Urquiza, hijo del General Justo José de Urquiza, fue baleado, luego de una fuerte discusión, por un señor Martínez, recibiendo heridas que le produjeron la muerte momentos después, en su domicilio de calle Moreno. Este hecho sumado a los serios problemas financieros que venía soportando la nueva institución, hizo que, a seis años de su fundación, el club se pusiera al borde de su “liquidación” y cierre definitivo.
Pero una Comisión especial nombrada con plenos poderes, elegida en Mayo de 1909, supo capear el temporal y reunidos en Asamblea Ordinaria al día siguiente del luctuoso hecho mencionado, decide con firmeza llevar adelante el emprendimiento. 

Casa dónde paso a funcionar el Club Social, frente a la plaza.

En esa misma reunión se decide cambiar de local para lo cual se “ponen al habla” con el señor Fontela, por la casa que este tenía frente a la plaza. Se llega a un acuerdo y se alquila el local que hoy ocupa, contiguo a la Jefatura de Policía. En 1919 y siendo presidente D. Agustín Higueras Rodríguez, se estuvo en tratativas para cambiarse a la casa de Don Eduardo Oliver, pero éste ya tenía compromisos con el Banco Hipotecario Nacional a quien se la arrendó. La Comisión Directiva del club accede a solventar, de su propio peculio, las reformas que se imponían en la casa de Fontela y en el año 1925, durante la presidencia del Dr. Manuel Ruiz Moreno se verifica su compra. De ahí en adelante y hasta el día de hoy, el local de San Martín 735 a sufrido distintas modificaciones atendiendo siempre a la mayor comodidad para el esparcimiento de sus socios.
Según una publicación de 1939 poseía “un frontón de pelota (que aun pude observarse sobre calle Alberdi) y una cancha de bochas que dan lugar a animadas competencias. Posee, además, una bien provista biblioteca”
Para esa época era su presidente el Sr. Leopoldo Cabral, Vicepresidente el Dr. José A. Rodriguez y Secretarios los Sres. Raúl Uncal López y Rodolfo Seró Mantero.

Gravitación en nuestro medio
El Club Social de nuestra ciudad ha gravitado en forma contundente en nuestro medio. Desde el inicio de sus actividades influyó ante el Gobierno Nacional propugnando la concreción del proyecto de la Comisión de Obras Hidráulicas del Río Uruguay, consistente en la conversión de nuestra dársena interior en Puerto de Ultramar. Asimismo para que sancionara la ley que acordara la construcción del edificio que actualmente ocupa la Escuela Normal y la sanción de otra ley creando un Juzgado Federal en nuestra ciudad. 
Sus 115 años de vida lo encuentra, añorando los tiempos pasados, en un momento de decaimiento, no teniendo en la actualidad la gravitación que supo tener en la primera parte de la centuria pasada.

Edición: Civetta, María Virginia y Ratto, Carlos Ignacio. Fuente: Revista Panorama (1939) y Galotto, Roque, “Los 93 años del Club Social”, Diario la Calle 17 de mayo de 1996

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario