Plano del Colegio del Uruguay en 1875

En esta foto se puede ver el aljibe al centro del patio y el reducido espacio de las galerías del Colegio

Primera remodelación y ampliación

Debido al asalto a sangre y fuego del Colegio realizado por las tropas de Ricardo López Jordán en 1870, el edificio sufrió una serie de importantes deterioros, a los que debían sumarse los producidos por el paso del tiempo.

El Rector Dr. Agustín Mariano Alió comenzó a gestionar ante la superioridad la remodelación y ampliación del mismo, resolviendo por decreto del Presidente Domingo Faustino Sarmiento, en el año 1873, llevar a cabo la obra.

Se autorizó la construcción de un primer piso como así también realizar las ochavas en las esquinas de la planta baja para llenar una disposición municipal reciente.

Cinco empresas se presentaron a la licitación y después de una serie de problemas con quien había presentado el presupuesto más bajo la obra fue adjudicada a José Fossati, firmándose el 28 de octubre de 1873 el contrato para la ejecución de la obra.

El proyecto del primer piso fue realizado por Don Pedro Melitón González, presidente del Departamento Topográfico de la Provincia siendo designado inspector de obra, labor que desarrollo con eficacia y esmero. Llamó nuestra atención la rapidez con que fue concluida, ya que el 30 de junio de 1874 el constructor hizo entrega del edificio terminado el cual fue aceptado por el inspector.

En esta publicación se puede ver el plano del Colegio remodelado, como puede verse, ya sin previsión para el internado y tampoco aparecen las dependencias cedidas al gobierno de Entre Ríos.

Este plano ha sido re dibujado por los administradores, y fue tomado del original que se halla en el palacio San José. Como puede apreciarse, la disposición de los espacios es muy distinto al Colegio de hoy podemos ver, que fue resultado de la última gran modificación que se realizó entre  1934 y 1942.

Plano del Colegio del año 1875

La segunda remodelación

Esta se basó en un pedido del Rector Dr. José Haedo a su superior jerárquico expresando que “… puede afirmarse que en muchas aulas y dependencias el estado del edificio representa un verdadero peligro”.

Meses después volvió a describir el estado lamentable del Colegio afirmando que se “…notan grietas no solamente en los muros sino también en los cielorrasos de yeso, produciéndose desprendimientos (…) No sería del caso limitarse a simples reparaciones o retoques, pues se requieren obras de consolidación, reconstrucción y ampliaciones…” sugiriendo el desmantelamiento, pero conservando el tipo de arquitectura.

Finalmente en noviembre de 1934 el Ministerio de Obras Públicas de la Nación informó la necesidad del desalojo del edificio en los primeros días de enero de 1835, cosa que se realizó, pasando a funcionar en tumo de la tarde de la Escuela Normal.

En este caso, en 1937, se procedió a la demolición de tres de sus lados, quedando solamente frente y el Mirador, que fueron considerados de mayor valor histórico. En los lados norte y sur fueron demolidas las aulas y dependencias que daban sobre el patio, quedando las grandes galerías cubiertas que hoy podemos ver. Finalmente, la obra fue entregada con fecha 29 de abril de 1942 y el 27 de mayo de mismo año se procedió a iniciar las clases en el edificio restaurado después de un periodo de más de 7 años.

Edición: Civetta, maría Virginia y Ratto, Carlos Ignacio. Texto extraído de: Argachá, Celomar José, “Colegio del Uruguay “Justo José de Urquiza””, 2006

 

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario