Sepulturas en la Basílica de la Inmaculada Concepción.

Placa en forma de urna funeraria dedicada por su tía Rafaela Calvento a la memoria del padre Gregorio Céspedes y Calvento. (Foto: Jorge Duarte)

Al fundar Don Tomas de Rocamora la ciudad de Concepción del Uruguay, delimito las manzanas en que se haría la Plaza Principal, y a su alrededor los edificios más importantes: La Comandancia, el Cabildo, el Colegio, la Iglesia, y otros edificios y dependencias, y junto a la Iglesia, el Cementerio. (Ver:   http://concepcionhistoriayturismo.com/el-cementerio/)

Doña Tadea Jordán, madre de nuestro caudillo Pancho Ramírez, está enterrada en el actual solar que ocupa la Basílica de la Inmaculada Concepción. Así los expresa Oscar Urquiza Almandóz en su obra más importante “A su muerte, fue sepultada en la vieja Iglesia de la villa, como ha quedado testimoniado en la anotación del párroco Castañer: “En el día 7 de febrero de 1827, yo, el abajo firmado Cura y Vicario de esta Parroquia de la Concepción del Uruguay, sepulté dentro de la iglesia (por orden del gobierno) con oficio y misa de cuerpo presente todo solemne, cantado de 1a, clase, el cadáver de doña Tadea Jordán, viuda del finado don Lorenzo López; recibió todos los sacramentos de que doy fe. Dr. Castañer”.

Otras tumbas también se recuerdan como, por ejemplo: Justo Carmelo de Urquiza (hijo del Gral. Muerto en 1870), su madre Juana Zambrana, el padre Céspedes, entre otros. De este último no hay documentación de que sus restos estén en ese lugar, posiblemente fue enterrado en La Concepción, y su tía Rafaela Calvento le dedico un altar en el templo con una placa que aún se puede ver en forma de urna.

El padre Céspedes y Calvento fue la primera vocación religiosa de la ciudad y se desempeño como cura de la parroquia entre 1851 y 1856, en que falleció trágicamente. Fue, durante su curato, que la parroquia (en ese momento en ruinas luego del incendio de del 1 de noviembre de 1849),  fue declara Filial de la basílica de San Juan de Letrán, el 23 de noviembre de 1851 y fue el primero que comenzó con las gestiones que finalmente culminarán con la erección del nuevo templo. Era hijo de José Mariano Céspedes de Florenciana Dolores Calvento. Gregorio Mariano Diocleciano nació en esta ciudad el 17 de noviembre de 1828 y falleció trágicamente el 14 de enero de 1856, tenía 27 años, cuando intentó salvar la vida de un joven en peligro en las aguas del riacho Itapé, en la zona conocida como “Puerto de las piedras” Que era usada en esa época como balneario de la ciudad. Si bien en un principio sus restos fueron sepultados en el cementerio nuevo de la ciudad, se cree que luego fue trasladado al interior del nuevo templo

Al construirse el actual templo, el Gral. Urquiza posiblemente haya solicitado a Fossati, haga una cripta para depositar a sus padres ya fallecidos en Buenos Aires, según un Acta de 1860, y que luego resguardaría sus propios restos. No se cuenta con documentación que así lo asegure, ya que el Arq. Fossati nunca menciona este trabajo.

La consagración del Templo se realiza el 25 de marzo de 1859 y el 8 de mayo de 1860 se efectuaron los traslados de José de Urquiza y Cándida García, y también Ana Urquiza de Montero y Juan José de Urquiza, padres y hermanos del Gral. Urquiza. Todos muertos en Buenos Aires. Y ese mismo día también se efectuó el traslado desde Nogoya de Cipriano de Urquiza. Se sabe de la ceremonia y de los diferentes altares donde fueron colocados los cuerpos haciendo dudar que la cripta que supuestamente Urquiza pidiera a Fosatti no existiera. Teniéndose conocimientos que algunos historiadores dicen fue posterior.

Al ocurrir los hechos en Palacio San José, el cuerpo de Urquiza fue depositado en el Cementerio Publico, el día 13 de abril de 1870 (libro cuarto pág. 269, Parroquia Inmaculada Concepción) y el día 25 de agosto de 1871 se trasladan los restos mortales a la Basílica Inmaculada Concepción, (libro quinto de muertos pág. 50). Traslado que se efectuó estando presentes familiares y amigos. En el acta que se hizo, firmada por el Cura Clemente R. Sota, consta que es depositado en Panteón construido al efecto en bóveda subterránea. Dejando entrever que se construyó en alguna fecha próxima a este traslado.

Aquí nos planteamos un interrogante, ¿De qué fecha data la cripta subterránea donde se guardaron ochenta años los restos mortales del Gral. Justo José de Urquiza?

(Fuentes: Nadal Sagastume, José, “Nuestra Parroquia”; Abescat, Francisco “La Ciudad de Nuestra Sra. de la Concepción del Uruguay” y Urquiza Almandoz, Oscar, “Historia de Concepción del Uruguay” Tomo II)

 

 

 

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario