Don Félix Britos

Casa de Carmen Uribe, nieta de D. Félix Britos

Don Félix Britos, además de ser un fuerte comerciante de la Villa, tuvo uno de los establecimientos ganaderos mas importantes de esta zona sobre la costa del Río Uruguay, en los campos denominados: “Rincón del Salto”, entre los arroyos: Ayuí Grande y Yuquerí Grande.
Hacia el año 1825, esta estancia, fue comprada a Don Félix Britos por el General Manuel Antonio Urdinarrain; medía este campo doce leguas y tres cuartos. En parte de esos campos se fundó la Ciudad de Concordia.
Don Félix habría llegado a esta zona después del año 1810, ya que todos sus hijos habían nacido en la Banda Oriental, menos la mayor que nació en Buenos Aires. Esta circunstancia y que la esposa de Félix Britos, Doña Antonia Arias, fuera porteña, hace pensar que hayan contraído matrimonio en Buenos Aires.
Sus hijos: María Justa, nació el 28 de mayo de 1789; en Buenos Aires; fue bautizada en la Iglesia de La Piedad, siendo su padrino, Don Pedro Rivera; Polonia Manuela Ramona, nació el 9 de febrero de 1791, bautizada en la iglesia del Espinillo, siendo su padrino José Cabo; Manuel María, nació el 28 de septiembre de 1794, en la iglesia del Rosario en el Colla, fue bautizada, siendo sus padrinos el Dr. Manuel Labardén y Doña Celedonia Quintana; Petrona María Brígida, nació el 2 de octubre de 1796 bautizada en la Iglesia del Rosario del Colla, siendo sus padrinos Don Francisco de Paula Ribera y Doña Juana Gómez; Martina Andrea, nació el 10 de noviembre de 1798, siendo su padrino el Dr. Manuel Labardén; Juan Policarpo, nació el 26 de enero de 1802, siendo bautizado en la Iglesia de San Antonio de Salto Chico del Uruguay, siendo su padrino Don Juan Migoya y Pendaz. María Mercedes, nació el 24 de septiembre de 1803, bautizada en la Iglesia de Salto Chico, siendo padrino Don Juan Migoya y Pendaz. Petrona Antonia, nació el 7 de junio de 1806, bautizada en la Iglesia de Salto Chico, siendo sus padrinos Félix López y Dona Juliana Monzón. María del Rosario, nació el 22 de julio de 1808, bautizada en la Iglesia de Salto Chico, siendo su padrino Don juan de Migoya y Pendaz. María del Rosario Justina, nació el 6 de octubre de 1810, bautizada en la Iglesia de Salto Chico; su padrino fue Don Juan de Migoya y Pendaz. 
De algunos de los hijos de Don Félix Britos, tenemos datos de sus matrimonios y de sus descendientes.
Brígida, casó con Mariano López (hijo de Doña Tadea Jordán), el día 16 de mayo de 1820, y se separó el 27 de febrero de 1822. Durante ese tiempo que está separada le corre una onza de oro mensual de alimentos que le señaló el Alcalde Urdinarrain (textualmente de un documento de familia). Ver familia de Tadea Jordán.
María Justa, casó con Lucas Moscoviche, italiano, comerciante el día 26 de diciembre de 1819.
Rosario, casó con Hipólito Tejera. 
Mercedes casó con el Coronel Fernando Uribe o Uribez; de este matrimonio nacen: Doña Carmen Uribe (soltera) y Doña Francisca Uribe casada con Don José Benito Cook, padres de Mercedes Cook de Mabragaña y Benito Cook (escribano y abogado). Benito Cook casa con Francisca Llames, éstos son padres de: Carmen, Benito C. (médico) y Ana Francisca Cook. Ana Francisca Cook Llames casa con Don Tomás Orihuela, padres de Maria Esther Orihuela (Lorenza Mallea), convecina nuestra e historiadora. 
Manuel Britos, siguió la carrera de las armas y llegó a General, distinguiéndose en las luchas de la Banda Oriental.
Carolina Britos fue madre de Miguel (nieto de Don Félix Britos) de larga y fecunda trayectoria en la vida civil y militar de nuestra Provincia. Nació en Concepción del Uruguay y estudió en el Colegio “Justo josé de Urquiza”.
Además de sus méritos como ganadero fue destacado militar; el 28 de septiembre de 1869, ocupaba el puesto de Alférez con despacho firmado por el General Urquiza y su Ministro José J. Sagastume; el 20 de mayo fue ascendido a Teniente Primero con despacho firmado por Leónidas Echagüe y su Ministro Secundino Zamora; en 1873, fue promovido a Ayudante Mayor de la Guardia Provincial (Leyes y Decretos, T. 3 pág. l); el 20 de junio de 1883, fue ascendido a Capitan de la 4a. Compañía del Regimiento 1ro. de Mayo y el 15 de enero de 1884, llegaba a Sargento Mayor; despachos expedidos por el Gobernador Leónidas Echagüe y su Ministro Ramón Febre. Iniciado en la Logia Jorge Washington N. 44, el 23 de septiembre de 1873, desempeñó diversos cargos y el 8 de septiembre de 1892 se le otorga el grado 18. También militaron en dicha Logia varios de sus parientes más cercanos. (Alcibíades Lappas: “La Masonería Argentina a través de sus hombres. Buenos Aires, 1966).
Don Miguel F. Britos falleció en 1895 a bordo del vapor “Tritón” en el que venía de regreso a esta ciudad de Concepción del Uruguay desde Buenos Aires. Murió víctima de una larga enfermedad que minaba su organismo. Al llegar el barco al puerto, desembarcado su cadáver fue llevado a su residencia donde se lo veló durante toda la noche. En el acto del sepelio hicieron uso de la palabra el Sr. Wenceslao Gadea en nombre de la Guardia Nacional, el Dr. Agustín Alió y el Sr. Ignacio Fraga.
Al conocer su muerte el Gobierno decreta honores oficiales. Decreto del Poder Ejecutivo sobre honras fúnebres: “Habiendo en el día de ayer fallecido el Sr. Diputado por el Departamento Uruguay, Miguel F. Britos, decreta: 1ro.- En las oficinas públicas provinciales permanecerá la Bandera a media asta durante el día de mañana. 2do.- El piquete guardia de seguridad del Departamento Uruguay hará en el día de mañana los honores fúnebres correspondientes a la categoría del difunto, acompañando el cuerpo hasta su última morada. Art. 3ro.- El Gobierno correrá con los gastos del cortejo y demás que demande el entierro. 4to.- Autorízase a la Guardia Nacional del Uruguay para armarse, usar uniforme militar y formaren el día de mañana a objeto de que se haga los honores correspondientes al que fue su jefe. Firmado: Maciá – Faustino Parera
Miguel Fulgencio, casó con Juana Pondal; sus hijos fueron varios: Miguel, Manuel, Juan Honorio y Rosario del Carmen Britos Pondal.
Juan Honorio casó con Maria Adela Carosini Guido; tuvo dos hijos: Juan José y Miguel Alberto, ambos fallecidos y el último casado con Maria Adela Soldera. Este matrimonio tuvo: tres hijos: Miguel Alberto, casado con Nelly Caja. Ricardo Enrique, casado con Yolanda Leuze y Maria Marta, casada con Ricardo Sica. Estos descendientes viven actualmente en Concepción del Uruguay.
“Cuando la defensa de Paysandú, que al final la ciudad cae en poder de Venancio Flores, es inmolado el héroe de Paysandú: Don Leandro Gómez, en la mañana del 2 de enero de 1865. Temiendo que los enemigos profanaran su cadáver, éste fue traído por sus amigos ya Concepción del Uruguay, y es ocultado por largo tiempo en el sótano de la casa de la familia Britos, hasta que fueron repatriados sus restos (versión familiar).
La casa en que vivió la familia Britos se hallaba a una cuadra de la Plaza General Ramirez; al sur, en la manzana rodeada actualmente por las calles: al norte, Alberdi; al Oeste, Moreno; al sur, Sarmiento y al este, Vicente H. Montero.
En el año 1850, los linderos eran: al norte, calle por medio, viuda de Don Santiago Larrachau; al sur, calle por medio, Maria Taborda; al este, calle por medio, Teresa Fernandez y Don Mariano Altolaguirre y al oeste, Doña Josefa Ortiguera de Cacho.
El terreno comprendía tres solares; la casa estaba situada en la esquina noroeste; al fondo se encontraba la quinta y al lado oeste de la casa, las cocheras.
En 1850, las calles que rodeaban la propiedad eran: al norte, Entre Ríos; al este, Vicente H. Montero y al sur, Buenos Aires.
La casa de Don Félix Britos, y luego de sus descendientes, fue adquirida por Don Benito Yáñez, que en esos mismos solares edificó su casa.

Edición: Civetta, María Virginia y Ratto, Carlos Ignacio. Fuente: Miloslavich de Álvarez, María del Carmen; “Hace un largo fondo de años, genealogía Uruguayense”, 1988.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario