La avicultura en Entre Ríos

Casa de Alejo Peyret, en la ciudad de San José

Cuando el hombre cambia sus hábitos de cazador y recolector a cultivador y domesticador de animales, comienza a practicar la cría de pollos, gallos y gallinas.

Las gallinas son originarias de China, aproximadamente del año 6000 A.C. por los huesos encontrados, se cree que estas personas comían los gallos y criaban gallinas por los huevos.

La ruta que debe haber hecho para llegar a América seguramente fue una que pasa por Europa, por el comercio y migración de las antiguas civilizaciones, luego a Estados Unidos y de ahí a toda América.

De todas las aves domésticas la más útil y fácil de criar es la gallina. Pollos se logran con gallinas y gallos, pero huevos con gallinas solas.

Alejo Peyret

El primer esbozo de avicultura en nuestro país, fue colonia San José, segunda colonia agrícola del país, fundada por el Gral. Urquiza. Organizada y conducida por Alejo Peyret, francés, agrimensor y profesor del Colegio del Uruguay, quien colaboro con Urquiza.

Hubo otras colonizaciones en Entre Ríos, alemanes del Volga y judíos. Es así como se llega en la provincia a la primera mitad del siglo XIX, impulsando en las colonias la avicultura familiar. No eran momentos muy buenos para la agricultura y ganadería. Los colonos fundadores de San José, debieron pasar además de los inconvenientes del largo viaje, el llegar al puerto de Buenos Aires y enterarse que la Provincia de Corrientes, no los recibiría, por llegar mucho después de la fecha estipulada en el contrato. Es así que le piden ayuda a Urquiza, quien les da tierras en islas del Ibicuy. No se pudieron adaptar y reclaman nuevamente  a Urquiza. Este les da tierras de su propiedad, a 40 km  al norte de la ciudad de Concepción del Uruguay. Fundándose así Colonia San José, el 2 de julio de 1857.

El agrimensor Sourigues, demarcó el lugar y Alejo Peyret lo administró y fue artífice de lo que llega a ser la colonia.

Él fue el encargado de asesorar a los colonos sobre los cultivos, teniendo en cuenta el clima. Loa animales no tenían pasturas y al no tener alambrados, los debían cuidar día y noche porque  se comían el sembrado.

Cada casa tenía aves  de corral, que criaban con maíz. Este trabajo sentó precedente para  el futuro de la colonia. No hay documentación que mencione avicultura como actividad de la colonia en sus años iniciales, pero las crónicas hablan de ver y degustar comidas que incluían gallinas, pollos y huevos.

Se sabe que los colonos traían en su viaje, semillas y huevos fecundados que conservaban en el largo viaje con sal y harina.

Es así que fue naciendo la actividad en nuestra zona.

1903: Liebig’s Extract of Meat Company (conservas y carnes congeladas)

1924: Yuquerí (frigorífico)

1932: Frigorífico Gualeguaychú (saladero) y,

En 1934, el primer frigorífico regional para aves y huevos. Este frigorífico generaba frío por aire a  catorce cámaras y dos antecámaras, con capacidad para 1200 cajones de huevos de treinta docenas cada uno, y comenzó a generar corriente alterna destinada a toda la población.

No vamos a detallar las empresas actuales, pero es una actividad en crecimiento y gran parte del consumo interior y exportación avícola, está dada por nuestra zona, Concepción del Uruguay, Colón, San José y Crespo.

 Edición: Civetta, Virginia  y Ratto, Carlos. Texto extraído de: Arbiza, Héctor, “Avicultura Argentina”, 2015

 

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario