El edificio “Antares”

Casa de la familia Jorge en proceso de demolición

Breve historia del predio y sus edificaciones

El antecedente más antiguo sobre la propiedad del solar dónde hoy se encuentra el edifico Antares, es, según los datos que se pueden ver en el libro “Hace un Largo Fondo de Años. Genealogías Uruguayenses” de María del Carmen Miloslavich de Álvarez. Dónde consta que Antonio Mirón o Miró, casado con Josefa Sanabria, quien era Regidor del Cabildo de la Villa en el año 1796, era propietario de “tres tercios de la manzano frente o la plaza principal de la villa sobre las actuales calles Galarza, Eva Perón y 25 de Mayo es decir los terrenos donde en la actualidad se encuentran el edificio del Banco de Entre Ríos, Playa de estacionamiento, edificio “Antares” y salón Monumental o Tavella) Ex Terminal de Ómnibus), dónde había edificado su residencia.

El 20 de octubre de 1860 ante el Escribano Jose Maria Castro, los hermanos Mirón Sanabria Hijos y herederos de Antonio Mirón y Josefa Sanabria) venden el solar de aproximadamente 40 x 40 varas (34,75 x 34,75 metros ubicado en la esquina de las calles Federación Entrerriana (Eva Perón) y De las Ciencias o Ciencias (hoy Galarza) frente a la plaza General Ramirez, ángulo noreste de la misma al Coronel Simón de Santa Cruz y a su señora Juana Urquiza (Hija del General Urquiza), comprendiendo el antiguo edificio que en la actualidad existe en el solar (se refería a la antigua casona de la familia).

El 25 de junio de 1875, el General Simón de Santa Cruz y su esposa, radicados en la ciudad de Buenos Aires a raíz del asesinato del General Justo Jose de Urquiza, venden su residencia en la ciudad de Concepción del Uruguay al Sr. Manuel Maria Oromi

El 8 de noviembre de 1880, Emilio Oromi en representación de su hermano Manuel María Oromi, vende al Sr. Jose R. Navarro solar de terreno con “todo lo edificado y plantado”.

Jose R. Navarro, vende la propiedad, con pacto de retroventa, al Sr. Porfirio G. Tenreyro en la suma de $ 6.000 pesos oro sellado. Al término de un año, a contar de la fecha el vendedor podría recuperar la finca si abonaba la suma recibida al Sr. Tenreyro. Fenecido el plazo de la retroventa, el 13 de diciembre de 1882, de común acuerdo, se prorroga la “retroventa” por un año más con vencimiento el 13 de diciembre de 1883. Al no haber reintegrado el dinero el Sr. Navarro, como estaba estipulado. Sr. Tenreyro, el solar y vivienda pasa a su propiedad.

Al fallecer Porfirio Tenreyro, entre otras propiedades hereda la antigua mansión de la esquina de las calles Perón y Galarza su esposa Manuela Martínez Urquiza, quien a su vez declara como único y universal heredero a su hijo, del primer matrimonio Manuel Aurelio Jorge, quien se casa con Dona Maria Josefina del Sel, en noviembre de 1910, manda a demoler la antigua mansión que había construido la familia Santa Cruz-Urquiza en la década de 1860-1870, para construir “un palacete”, reflejando sobrias y magnificas líneas arquitectónicas, que lo colocaban entre los mejores de la provincia.

El 25 de Septiembre de 1960 fallece Manuel Aurelio Jorge siéndole adjudicada la propiedad, entre otros bienes, a su Sra. esposa Dona Maria Juana  Gadea, al hijo del primer matrimonio Manuel Aurelio Gregorio Jorge, casado en primeras nupcias con Dona Raquel Esteva Berga y a las dos hijas del segundo matrimonio Maria Laura del Carmen de Caprile y Martina Manuela jorge de Gurruchaga a razón de 1/4 de los bienes para cada uno. Al fallecer la Maria Laura del Carmen Gadea, viuda de jorge, en el juicio testamentario se le adjudica la propiedad de la esquina de las calles Colon y Galarza, entre otros bienes a las dos hijas mujeres del segundo matrimonio.

La “Mansión Jorge”, queda prácticamente deshabitada, en razón que Manuel Aurelio Gregorio reside en la ciudad de Colon, mientras que las hijas mujeres en la ciudad de Buenos Aires quedando la casona al cuidado de servidores de la familia.

Los días 21 y 22 de abril de 1973 la firma rematadora local “Valle y Squivo”, por mandato de la familia Jorge procede a efectuar la subasta de los muebles, alfombras objetos de artes, porcelanas, estatuas, libros y demás enseres que tenia la suntuosa mansión de la calle Galarza N° 658.

 

Edificio “Antares”

La residencia permanece cerrada hasta fines del año 1975 en que el empresario de la construcción Carlos lvoskevich, asociado para esta operación con los Señores Piñeyro y Kamm la adquieren a las herederas, formalizándose la operación los primeros días de enero de 1976.”

Los adquirentes tenían proyectado construir en el predio un edificio de propiedad horizontal en base a un proyecto realizado por los arquitectos Juan E Echeverri y Esteban Agüero y el ingeniero Alberto Cotrina, bajo la denominación de “Edificio Antares”.

El 12 de enero de 1977, la municipalidad de Concepción del Uruguay, aprueba los planos de construcción del edificio bajo el régimen de la propiedad horizontal, iniciándose su construcción el 30 de abril de 1977. En esa fecha, en una conferencia de prensa realizada en la Confitería “Mon Cherie”, los empresarios lanzan a venta del futuro edificio “Antares”, operatoria que estaría a cargo del martillero local Juan Jose Scotto.

Una de las primeras acciones es la demolición de la Mansión Jorge” en el año 1977.

El 28 de octubre de 1982, la Sociedad lvoskevich y Cía. SRL, se disuelve, quedando como único propietario del predio y de la obra Carlos lvoskevich. En el año 1984, el edificio “Antares”, por razones financieras se encontraba “parado” a la altura del 4° piso,  haciéndose cargo de su financiación y venta el Banco Hipotecario Nacional.

La construcción demora varios anos, debido a la situación financiera por la que atravesó el país, en particular la inflación, que afectaba decididamente los costos de la obra. Felizmente, el 9 de Julio de 1987, coincidiendo con el centenario la Sucursal del Banco Hipotecario en Concepción del Uruguay se procede a su inauguración, en una ceremonia simbólica, realizada en el “Edificio Antares” con la presencia de autoridades locales del banco, empresarios y adjudicatarios de los departamentos y locales comerciales.

En nombre de los adjudicatarios hizo uso de la palabra el Sr. Enrique Gadea, por la empresa constructora Carlos lvoskevich y por la entidad financiera Jorge H. Cardozo. El corte de las tradicionales cintas, estuvo a cargo del intendente de la ciudad contador Lucio Godoy, acompañado por los Sres. lvoskevich y Blasarin, siendo bendecido el edificio por el reverendo Pablo Heiler. Los adjudicatarios de los salones comerciales y departamentos, comenzaron su progresiva ocupación, a fines de julio de ese ano, a medida que el banco iba haciendo entrega de los mismos.

Edición: Civetta, María Virginia y Ratto, Carlos Ignacio, texto extraído de: Rousseaux, Andrés, “Mansión de las familias Mirón; Santa Cruz Urquiza; Jorge y Edificio “Antares””, Edificios Con Historia, Tomo I, Capítulo VII

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario