El corte a la Isla del Puerto

Vista de la isla del Puerto sin su corte definitivo, foto de c. 1920, sólo se observa el edificio de la Barraca Americana.

Este trabajo que consistió en el corte noroeste de la Isla del Puerto fue uno de los logra más importantes alcanzados últimamente el pro de la reactivación del puerto de Concepción del Uruguay, ya que para adecuar el mismo a las exigencias de la Prefectura naval Argentina para la operación de buques de gran eslora , se hacia imprescindible  ampliar la dársena interior del puerto para dotarla de un radio de giro y zona de maniobras acorde a esas necesidades.

El corte fue encargado por el Departamento Distrito Río Uruguay en el año 1985, y previa tarea de desmonte, tala de árboles y extracción de raigones se acometió con el dragado  con la Draga a cangilones 35-C y                                                                  

Gráfico que muestra el corte realizado sobre a la isla

Si bien esta draga no era la más específicamente adecuada para la tarea, el corte su cumplió dentro de los plazos previstos en 67 días de trabajo, en los cueles se extrajo un volumen total de 182.800 m3, lo cual sumados a los repasos efectuados en el zona en 1987 y 1988 arrojan un volumen total de 260.000 m3 de material extraído, con lo que se logro alcanzar plenamente el objetivo.

Dentro del rol de competencias de la Dirección Nacional de Construcciones Portuarias y Vías Navegables, la concreción de estos trabajos, han significado un logro muy importante  dentro de las pautas fijadas para la reactivación del Puerto de Concepción  del Uruguay, ya que de esta forma la dársena interior ha quedado habilitada por la PNA para la operatoria de buques de eslora superior a los que han estado operando últimamente. Este trabajo sumado al los dragados de profundización de la ruta navegable del tramo desembocadura-Concepción del Uruguay, que actualmente ya están cumplidos en su primera etapa de llevar el calado a 21 pies al cero en sus pasos críticos, permiten mirar con optimismo el plan de llevarlo luego a 23 pies lo que lo asimilarán con los pasos del Río de la Plata, lo que significa un generoso aporte de la Repartición, ya que por Ley está fijado para el río Uruguay una profundidad de 19 píes al cero. El fruto de este trabajo se ha visto reflejado  en los importantes volúmenes  de carga reflejados últimamente en el puerto de Concepción del Uruguay

En el gráfico que acompaña este artículo se puede apreciar el sector dragado, que en su parte central representa unos setenta metros ganados a la isla, con lo cual se amplió considerablemente la dársena interior, que ahora tiene un radio de giro de 330 metros, con lo cual podrían operar con comodidad dentro de los límites de seguridad, buques de una eslora de 220 metros. Un trabajo de real importancia para nuestro puerto, que permitirá la operatividad de naves de gran eslora, y se puede por consiguiente llevar más carga en igual calado.

Diario “La calle”, “El corte de la Isla del Puerto”, Suplemento Especial 90 años de la Dirección Nacional de Construcciones Portuarias y Vías navegables, 31 de octubre de 1988

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario