Santiago Giacomotti (Proyectista)

Placa identificatoria en el frente del cementerio de la ciudad

A lo largo de la historia local muchas empresas , constructores y arquitectos han dejado su huella a través del diseño y  la construcción de diferentes monumentos y edificios, los más conocidos serán tal vez por la magnificencia de sus obras, Juan y Pedro Fosatti (Palacio San José, Basílica de la Inmaculada Concepción, Pirámide de la plaza Ramírez), Pedro Renón (Colegio del Uruguay, ex Capitanía de Puerto) o Bernardo Rígoli (Escuela Avellaneda; Policía de Entre Ríos), en las épocas de gloria de la ciudad, o más cercanos en el tiempo Santiago Giacomotti (Escuela Viamonte, nuevo frente del cementerio municipal, la barraca Americana) o Bruno Nichele (edificio del Centro Comercial, Mausoleo al general Urquiza, Monumento a la República de Italia). En esta oportunidad consideramos importante recordar y destacar  a quien promovió a través de su trabajo el adelanto de nuestra ciudad.

Del libro “El asunto de la Luz” del Prof. Omar Gallay extraemos una reseña de Dn. Santiago N. Giacomotti, de nacionalidad italiana, fue un destacado convecino, proyectista, constructor y director de obras, que dejó su impronta en varios edificios, como en la remodelación del frontispicio del Cementerio Municipal (1900), la construcción de la «Barraca Americana» (1910) – ambos de gran representatividad histórica y de la escuela N° 2 «Juan José Viamonte» (1910).

Hombre inquieto, tenaz y recto en sus procedimientos, supo granjearse el respeto de la comunidad Uruguayense al participar en diversas e importantes actividades alentadoras de progreso.

Falleció el 4 de febrero de 1944, poco antes del medio día, a la edad de 70 años. A pesar que se encontraba enfermo, su muerte tomó de improviso a familiares y allegados. Gran cantidad de convecinos despidieron sus restos, que entonces fueron inhumados en el cementerio local pero que hoy se encuentran en el cementerio privado «Jardín de Paz» (donde fueron trasladados en 1999).

Al acontecer su deceso, la Municipalidad decretó la adhesión al duelo, habida cuenta de que Santiago Giacomotti oportunamente se había desempeñado en el cargo de Concejal.

Al cumplirse el primer aniversario de su fallecimiento se celebró un funeral en la Parroquia «Inmaculada Concepción», oportunidad en que se renovó el pesar por su ausencia, muy cara a quienes conocieron su hombría de bien.

En la calle 8 de Junio 435 (esquina con Dr. Alberto Larroque) Don Santiago Giacomotti poseía un corralón de venta de materiales para la construcción, herramientas rurales y artículos de ferretería. Luego de su deceso y entrados sus bienes en sucesión, este comercio fue liquidado mediante la venta de su mercadería en oferta pública.

Su importante actividad comercial lo llevó, en 1913, a ser integrante de la primera Comisión Directiva del «Centro Comercial, Industrial y de la Producción» de Concepción del Uruguay.

Don Santiago Giacomotti estaba casado con Doña Maria Bevilacqua y uno de sus hijos, el Dr. Bartolomé Giacomotti, tuvo destacada actuación como profesional y ejecutivo del Hospital «Justo J. de Urquiza». Por esta razón el Centro de Salud que se encuentra en uno de los edificios que pertenecieran a la estructura del «viejo Hospital» lleva el nombre de Dr. Bartolomé Giacomotti.

Su restos descansaban en el cementerio municipal hasta el año 1999, en que fueron trasladados al nuevo cementerio  ”Jardín de Paz”.

Fuente: Gallay, Omar, “La cuestión de la luz”

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario