La casona de la familia Elliot Grieve

Casona de la familia Elliot Grive, pude apreciarse la esquina sin ochava

Esta vieja casona se encontraba emplazada en la esquina sureste de las actuales calles 8 de Junio (Ex Rioja) y Carosini (Ex Santa Fe)

Alrededor del año 1850, el General  Justo José de Urquiza contrata al ” experto ” inglés D. Cristóbal Grieve para cooperar en la administración del saladero de su propiedad “Santa Cándida” quién contrae matrimonio con Doña Juana Elliot, tronco de la tradicional familia ” Elliot -Grieve”, matrimonio que construye la ” quinta ” alrededor del año 1860 en el solar (cuarta manzana de 40 x 40 varas de lado) en la intersección de las calles La Rioja o Rioja (actual 8 de Junio) y Santa Fe (actual Carosini).

La parte edificada constaba de cinco habitaciones principales, una habitación de servicio, una cocina, un baño y un galpón sobre la calle Santa Fe (Carosini), estando asentada en barro, edificada sobre ambas calles-sin ochava- frente el típico estilo italiano con ventanas a la calle con hermosas rejas labradas a mano por los artistas herreros de ésa época y zaguán de ingreso sobre calle Rioja (8 de Junio).

Al fallecer el matrimonio Grieve – Elliot, la casona es hereda por su hijo el Ingeniero Agrónomo Juan Elliot Grieve que había cursado sus estudios primarios en la ciudad y el bachillerato en el Histórico Colegio del Uruguay, obteniendo su título de ingeniero en la Ciudad de Mendoza donde conociera a quién iba a ser su esposa Doña Agustina Silva Recuerdo. Esta distinguida dama mendocina era hija del Coronel D Casimiro Recuero quién desde niño abrazó la causa patriótica ingresando en el Ejército de los Andes en el año 1819 siendo designado al año siguiente por el General José de San Martín Porta-Estandarte del 2do Escuadrón de Cazadores a Caballo y de Doña Agustina Lemos, hija del Conde de Lemos Virrey del Perú.

El matrimonio Elliot Grieve – Recuero se establece en Concepción del Uruguay, ocupando la casona heredera de sus padres. Su esposa, era una eximia concertista de piano, realizándose en su hogar reuniones en la que participaba lo más granado de la sociedad Uruguayense que se deleitaban ante las interpretaciones musicales de la dueña de casa.

Al fallecer el ingeniero Juan Elliot Grieve y su Sra. esposa Agustina Recuero, la propiedad que nos ocupa es adjudicada en el año 1904 a su hija Doña Esther Grieve de Narvatte incluyendo terreno, muebles y demás útiles. En el año 1904, se vende el lote de terreno que da frente a la calle Santa Fe (actual Carosini) de 409 m2.

La tradicional casona, pasa por manos de los sucesivos herederos, siendo su propietario en el año 1944 el Dr. Cristian Elliot Grieve destacado médico que ejerció su profesión en la vecina localidad de Caseros (ER) donde falleció en el año 1945, llevando en la actualidad, una de las calles de la localidad, su nombre en homenaje y recordación de la humanitaria labor desarrollada. El 18 de Marzo de 1958 la sucesión de Agustina R. de Elliot Grieve transfiere la propiedad a Celina Esther Elliot Grieve y otros herederos.

En 1982, las reconocidas historiadoras concepcioneras Doñas Lorenza Mallea y Coty Calivari gracias a su obra “Las Mallas del Viaje” en su capítulo ” La Sala donde se detuvo el Tiempo ” nos permite conocer a través de una detallada descripción algunos aspectos interiores de la antigua casona: “…ricos muebles tallados, un enorme espejo de cristal, diversos objetos de porcelana, los bastidores de donde pendieron los doseles de terciopelo rojo en las ventanas son algunas de las tantas cosas que aquí se conservan como recuerdos venerados de un pasado glorioso por los descendientes de Doña Agustina Silva y Don Juan Elliot Grieve”. “En esta sala poblada de evocaciones llama la atención el antiguo tarjetero de porcelana con borde de plata que quedó luego de la última velada, aquí…en esta sala donde se detuvo el tiempo”. En 1986, Mediante Decreto N° 9.018 de fecha 22 de Septiembre de 1986 la Municipalidad de Concepción del Uruguay (ER) aprobó el “Registro de Edificios de interés Histórico-Arquitectónico” de la ciudad consignándose en el Anexo l punto t) -Edificios de Viviendas- la Casa de Carosini y 8 de junio -esquina sureste- (sin ochava) que perteneciera a la familia Elliot Grieve.

En marzo de 1999, un heredero de la familia Elliot Grieve adquiere la propiedad y dispone su demolición, trabajos que fueron interrumpidos por parte de la Policía Municipal al no haberse dado cumplimentado los trámites pertinentes en la Dirección de Obras Privadas, iniciándose a partir de ese momento una larga disputa a los efectos de determinar el destino del edificio, incluso se llevó a propiciar su adquisición por parte de la comuna, que fuera descartada por la falta de fondos y el estado ruinoso del edificio, máximo al haberse retirado el maderamen de los techos dejó prácticamente “en el aire” las viejas paredes, con peligro de derrumbe.

Hoy, la antigua casona ha sucumbido ante la inexorable piqueta del “progreso”, sin que se respetara su historia y lo que representaba al acerbo cultural de la ciudad, símbolo de una época que no volverá.

Textos y fotos extraídos de: Rousseaux, Andrés, “Concepción del Uruguay, edificios con historia”, Tomo III, Concepción del Uruguay, 2013 y Mallea, Lorenza y Coty Calivari, “Las mallas del viaje”, ediciones El Mirador, 1982

 

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario