Concepción del Uruguay, breve historia del turismo

Balneario Itapé en la década de 1970 (Foto: Omar Gallay)

Concepción del Uruguay es una de las primeras ciudades de Entre Ríos que consideró al turismo como una de las variables potenciales de desarrollo económico (Ordenanza 2207, sancionada y promulgada el 14/12/1964, en su artículo 1º indicaba “créase el Ente Autárquico Municipal de Turismo y Fomento de Concepción del Uruguay”. El presidente municipal era el señor Juan A. Sansoni.), aunque éste evolucionó en una primera etapa de forma espontánea y el grado de intervención del Estado sólo fue a nivel de la implementación de acciones promocionales y nunca de adecuación planificada del producto al mercado objetivo (Ratto, Carlos, “Integración turística regional. Una respuesta a la crisis económica”, Revista Siglo XXI, página 19). Con la salvedad de que se refiere básicamente al ámbito nacional y provincial, el Plan Federal Estratégico de Turismo Sustentable (PFETS) hace referencia a este tema de la siguiente manera: “Si bien han existido intentos de ordenamiento y estímulo al sector, éstos fueron discontinuos y no alcanzaron las expectativas esperadas. El análisis de las principales problemáticas actuales emergentes de las líneas de base regionales nos muestra que la espontaneidad y la dispersión han sido hasta el momento las normas del Turismo. Salvo algunos esfuerzos provinciales ejemplificadores, el ordenamiento espacial y estructural ha sido de escasos alcances.” (Ratto, Carlos, “Concepción del Uruguay: ¿Es turismo?”, Concepción del Uruguay, Mayo de 1993. Ratto, Carlos, Diario “Entrerriano”, Concordia, 6 de julio de 1991, página 15.  22 Secretaría de Turismo de la Nación y Consejo Federal de Inversiones, Plan Federal Estratégico de Turismo Sustentable (PFETS), página 14 ).   En el año 1987, el Plan de Ordenamiento Urbano (PLANUR) especificaba que “El Turismo en Concepción del Uruguay, cumple una función de relevancia debido a que es una de las actividades económicas en marcha, medianamente explotada, pero asimismo, en los meses estivales, la ciudad es visitada por algo más de 200.000 turistas, contabilizándose los que pernoctan en ésta y los que lo hacen en tránsito. En esos meses la ciudad aumenta su población en un 10%” (Municipalidad de Concepción del Uruguay, Plan de Ordenamiento Urbano (PLANUR), 1987, página 312). Este desarrollo estuvo vinculado desde principios del siglo XX con los atractivos históricos de la ciudad –especialmente por el Palacio San José (1847) y el Colegio del Uruguay “Justo José de Urquiza” (1849)-; es así que, en el año 1910 el Hotel París habilita su nuevo edificio, ubicado frente a la plaza principal, que contaba con 50 habitaciones con baño y agua corriente (Rousseaux, Andrés, Edificios con historia: “El hotel Paris”, 1999). En 1949 se inaugura el Grand Hotel con 70 habitaciones y adelantos tecnológicos importantes para la época –estructura de hormigón armado y un ascensor que fue el segundo que tuvo la ciudad- (Rousseaux, Andrés, “La Belleza del Palacio Texier”, Diario La Calle, Concepción del Uruguay, Viernes 10 de abril de 1998), a los que sumaban numerosos residenciales y hospedajes que funcionaban en Concepción del Uruguay (Guía de Concepción del Uruguay, Entre Ríos 1967/68,Editorial Rodríguez Landini, Julio de 1967).  Posteriormente, desde 1963, se agrega a la oferta turística y recreativa el recurso playa, al habilitarse en ese año un puente sobre pontones que unía la ciudad de Concepción del Uruguay con el balneario Banco Pelay por sobre el Arroyo Molino.  Precisamente de ese año (1963, el 18 de marzo) data la formación de la primera Comisión Municipal de Turismo, la que para principios de la década de 1970, tenía ya instalada una Oficina de Informes Turísticos frente a plaza Ramírez. Entre las décadas de 1960 y 70, se publican numerosas guías de turismo, destacándose por su importancia la “Guía Turística de Concepción del Uruguay” (Editorial Río de los Pájaros – 1971), demostrando la importancia que esta actividad había adquirido para la ciudad, pese a lo dificultoso que resultaba desde Buenos Aires (principal conglomerado de personas de la República Argentina y por lo tanto mercado potencial de la oferta turística de la provincia de Entre Ríos) acceder a dicha provincia (Hasta la habilitación del complejo Unidad Nacional, el tránsito entre Buenos Aires y Entre Ríos era a través de balsas) y posteriormente transitar por sus rutas, casi todas enripiadas. Para referencia, a finales de la década de 1970, un viaje de Buenos Aires a Concepción del Uruguay (320 kilómetros) en tren demoraba aproximadamente 14 horas (salía de C. del Uruguay a las 18:14 del día viernes y llegaba a Estación Lacroze en Buenos Aires a las 8 de la mañana del sábado), y hacer el viaje en ómnibus insumía un tiempo de 8 horas y media (el servicio de la empresa General Urquiza) salía de C. del Uruguay a las 12 horas y llegaba a Capital Federal a las 20:30 horas (Guía de Concepción del Uruguay 1967-1967. Talleres Gráficos Rodríguez Landini). Actualmente el mismo viaje tiene una duración de 3 horas y media.

Recién a mediados de 1970, se pavimentaron las rutas nacional 18 y nacional 131 (actual nacional 39) que unen Paraná con la costa del Río Uruguay y las rutas nacionales 12 y 14 que vinculan Buenos Aires con la misma región de Entre Ríos. En 1975, se habilita el Hotel Francisco Ramírez (Hotel Francisco Ramírez, la placa ubicada sobre el acceso al hotel en Bulevar Los Constituyentes tiene la siguiente inscripción: “Hotel Terminal Francisco Ramírez. Obra municipal. Licitada: 02/1974. Iniciada: 03/1974. Inaugurada: 02/1975”), dotado de 45 habitaciones con baño privado, construido por la Municipalidad de Concepción del Uruguay formando parte de un complejo que incluía además un restaurante y la nueva terminal de ómnibus de la ciudad (La placa ubicada en el acceso a la terminal sobre bulevar Los Constituyentes indica que fue inaugurada el 23/11/1970). Ese mismo año, se expropia la playa denominada Banco Pelay (Por esta importancia que se le asignaba desde el gobierno municipal, el Concejo Deliberante sancionó el 21 de noviembre de 1973 la ordenanza Nº 2.556, promulgada por el Departamento Ejecutivo Municipal el 23 de noviembre del mismo año,  que en su artículo 1º especificaba: “autorízase al Departamento Ejecutivo Municipal a ocupar de inmediato el área que resulta ser de uso público en la zona denominada “Banco Pelay” situada dentro del ejido de este municipio…”. Esta Ordenanza fue modificada por la Nº 2607 sancionada por el H.C.D. de Concepción del Uruguay el 11 de septiembre de 1974 y promulgada un día después, en la misma se declaraba sujeto a expropiación el predio de propiedad privada ubicado en la zona de Banco Pelay), pasando a estar bajo la administración municipal, dando nacimiento a la oferta turística completa de Concepción del Uruguay por varios años. Ésta quedó conformada por sus monumentos históricos nacionales, sus museos y sus playas.  En la publicación de la Secretaría de Turismo de la provincia de Entre Ríos “Entre Ríos, Todos los verdes, información básica del producto” se menciona que “…los componentes centrales con un grado de importante de explotación son: 1)- Palacio San José; 2)- Basílica Menor Inmaculada Concepción; 3)- Banco Pelay”. Por muchos años, en función de esa realidad, el slogan turístico de Concepción del Uruguay fue “historia y río”, que aún hoy continúa utilizándose para promocionar los atractivos de la ciudad. La apertura del complejo Brazo Largo-Zárate en los años 1977/78 y su red vial dependiente, Rutas Nacionales 12 y 14, posibilitó un desarrollo turístico más acelerado de toda la provincia, consolidándose paralelamente Concepción del Uruguay como uno de los destinos turísticos más importante de Entre Ríos. Si bien, ya se habían construido obras que posibilitaron un acceso más directo a Entre Ríos, tales como el Túnel Subfluvial Hernandarias (actualmente Uranga-Sylvestre Begnis) en 1969, y los puentes internacionales General Artigas (Colón-Paysandú, en 1975) y General San Martín (Fray Bentos-Puerto Unzué, en 1976), fue el complejo Unidad Nacional (ex Brazo Largo-Zárate) el que definió el carácter turístico de Entre Ríos en general y de Concepción del Uruguay en particular.  Para respaldar el concepto anterior, se debe mencionar que en el año 198539 la procedencia de turistas arribados a Concepción del Uruguay en el período estival estaba compuesto por: Buenos Aires (30%) y Capital Federal (25%) representando un 55% del total de visitantes, seguido por Entre Ríos y Santa Fe con el 10% del total cada uno. En el año 2003, los visitantes de la provincia de Buenos Aires y la ciudad Autónoma de Buenos Aires, representaron el 66,41% del total en comparación con la provincia de Santa Fe que alcanzó el 20,56%, incluido Rosario (12%). Esto, estando ya habilitado el puente Rosario-Victoria que representó un aumento en el número histórico de turistas de esa ciudad (5,41% en el año 2001).

Concepción del Uruguay, fue una de las primeras ciudades de Entre Ríos en recibir visitantes en forma masiva y en generar servicios para el turista. Ya, para el año 1979, con su equipamiento completo, Banco Pelay era considerado “…uno de los mejores balnearios del río Uruguay…”.  Como consecuencia del crecimiento espontáneo y sin planificación, se presenta una estacionalidad muy marcada lo que implica cierto tipo de fluctuación en la oferta de servicios, especialmente el de alojamientos turísticos, uno de los sectores más sensible de la oferta turística, ya que es el único que opera exclusivamente con un mercado externo al sitio donde está ubicado.

El PLANUR, en el gráfico ST-14, muestra picos de ocupación hotelera en los meses de enero y febrero (playas y carnaval) y en Semana Santa y vacaciones de julio verificándose en estos dos últimos períodos un déficit en la disponibilidad de alojamiento. El citado Plan de Marketing Todos los Verdes indicaba que el promedio de ocupación hotelera para la ciudad de Concepción del Uruguay era, en el año 1988, de 63% en temporada de verano y de 15% en el resto del año.  Este desfasaje en la cantidad de demanda de servicios turísticos, al ser negativa, trae como consecuencia la disminución de la ocupación de mano de obra y del nivel de vida de la población de una actividad que es significativa para la ciudad, desde el punto de vista económico, y por lo tanto también, desde el punto de vista social. El turismo, como se ha enunciado, es una de las actividades económicas más relevantes de la ciudad de Concepción del Uruguay, y cualquier oscilación cíclica de la misma trae consecuencias significativas para un significativo sector de la comunidad local.  Es importante destacar que, el sector de alojamientos turísticos es altamente sensible a los cambios de la demanda, ya que su mercado es exclusivamente de visitantes de la ciudad, por lo que no puede balancear la caída de ésta con consumidores o usuarios locales como si lo puede hacer, por ejemplo, un restaurante o una confitería.

Fuente: Holzmann, Graciela y Ratto, Carlos “La oferta de alojamientos turísticos en Concepción del Uruguay: su evolución entre 1984 y 2004 y factores que la condicionaron”,   Editorial Académica Española, Berlín, 2012

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario